Bienvenida de la Dirección


Bienvenidos a nuestro cole, y digo nuestro porque todo el que llega aquí, os aseguro que, tarde o temprano, siente como suyas estas aulas y este patio, o al menos este es mi deseo. A lo largo de más de cincuenta años, han recorrido este centro miles de personas, ya sea como alumnos, como profesores o como cualquier otro trabajador del centro. Algunos de nuestros alumnos con el tiempo, comprobaréis, dejaron de serlo y volvieron siendo profesores; esto es algo de lo que estamos orgullosos. Otros estudiantes regresan a través de sus hijos, lo que nos llena de satisfacción. Muchos otros vienen a visitarnos siempre que tienen una oportunidad, y saben que los recibimos con mucho cariño. No quiero engañaros, no todos venimos con la misma ilusión cada mañana. Al traspasar nuestro umbral, algunos, al principio, vienen  apesadumbrados, otros llegan alegres, pero sé que todos en el fondo vienen ilusionados por conseguir una meta y os aseguro que a lo largo de ese camino viven momentos imborrables, pues no hay duda de que todos y cada uno de los que pasáis o pasaréis parte de vuestra vida aquí, dejaréis una huella y formaréis parte de nuestra historia.

EN NUESTRO PROYECTO EDUCATIVO buscamos formar: personas íntegras que tengan éxito en la vida, y no hablo sólo de éxito profesional, sino personal, es decir, que sepan encontrar y valorar los momentos felices que la vida nos brinda; personas tolerantes y solidarias, lo que conseguimos con creces, puesto que todos nos comprometemos y participamos, de forma muy generosa, en distintas campañas que buscan ayudar a los más necesitados, en ellas, trabajadores, padres y alumnos del centro se vuelcan de forma muy especial; y además, como es natural, ambicionamos que todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas desarrollen las habilidades intelectuales y emocionales necesarias para conseguir los objetivos que se propongan en su vida.

NUESTRO IDEARIO EDUCATIVO está basado, desde sus inicios, en el respeto y la igualdad, ya que en este centro hemos convivido y conviven personas de distinta raza, clase, cultura, sexo y religión, sin que en ningún momento nadie se pueda sentir diferente.

Mirar nuestro patio es mirar un lugar de alegría y encuentro, porque ahí os encontraréis por primera vez y ahí nos diréis adiós el día de vuestra graduación, hasta que deseéis volver, porque estas puertas siempre estarán abiertas para vosotros.

Estas paredes y este patio guardan muchos recuerdos de distintas personas que han escrito, con sus vidas y sus experiencias, nuestra historia. Por ellos, este colegio no es sólo un edificio, es mucho más, es una gran familia, en la que, como en cualquier otra, todos son necesarios y queridos.

Todo esto es posible gracias a la dedicación, el trabajo y el esfuerzo de todos; así como un espíritu innovador, que nos hace adaptarnos a los tiempos en que vivimos, impartiendo una enseñanza de calidad, impulsados por la ilusión que tenemos por hacer las cosas bien, dando lo mejor de cada uno.

Con estas palabras os abro la puerta de la que será vuestra casa y os doy  las gracias: por vuestra confianza, por elegir nuestro centro y por querer formar parte de nuestra familia y nuestra historia.