¿Podemos sacar aspectos positivos de una situación negativa?


¿Podemos sacar algo positivo de esta situación tan negativa? Es cierto que nos ha tocado y nos sigue tocando enfrentarnos a una situación que no hemos elegido y que puede ser calificada como “negativa” por las consecuencias naturales que tiene, no obstante, esto no es incompatible con haberla vivido de una forma positiva o al menos ser conscientes de que dentro de ella, han podido existir a nivel personal momentos positivos. Esto será lo principal para salir fortalecidos y por tanto generar Resiliencia en nosotros, entendiendo resiliencia como la capacidad de superar situaciones difíciles y salir reforzados, ¿cómo conseguir esto no sólo en nosotros/as mismos/as sino también en nuestros/as hijo/as? Pues aquí algunas pautas: IMAGEN 15. POSITIVO EN LO NEGATIVO

Cuidado con la sobreprotección: Ha sido un momento difícil y ahora toca asumir la “nueva normalidad” pero tenemos que darles espacio para equivocarse y buscar soluciones. Cuando estamos demasiado encima desarrollan menos competencias emocionales y por tanto van a ser menos autónomos y menos seguros, lo que les va a dificultar adaptarse.

No buscar culpables. Ante las situaciones difíciles es preferible enfocarnos sobre qué podemos hacer nosotros/as para mejorar la situación que nos ha tocado vivir y encontrarnos mejor con nosotros/as mismos/as y los/as que nos rodean.

Asumir la responsabilidad de lo que nos corresponde. Como padres/madre e hijos/as, cada uno sus responsabilidades igual que antes de toda esta situación e incluso puede que nos haya servido para que estén mejor repartidas.

Poner el foco en lo positivo. Pasar el día pensando en los momentos que lo hemos pasado tan mal o en la angustia vivida, no nos va a hacer sentirnos bien. Pero es que además, a pesar de la situación difícil seguro que ha habido momentos agradables: juegos, momentos en familia, los pequeños reencuentros, etc. Focalizarnos en ello generará en nosotros/as emociones mucho más positivas que nos harán sentirnos mucho mejor.

Trabajar la persistencia. La persistencia es una fortaleza del carácter muy relacionada con la motivación, por tanto, es importante reforzar el esfuerzo realizado de forma constante en un momento difícil y no sólo en la meta.

Practica el agradecimiento. A aquellos que han estado en primera línea pero también a las personas que han hecho este periodo más agradable para ti: familia, vecinos/as, amigos/as, etc.

Parecen tarea sencilla pero a veces en el día a día o en nuestro discurso cogemos otra tendencia y es importante, como repetimos siempre, dar ejemplo a nuestros/as hijos/as. Esto es lo que nos ha tocado vivir, vamos a intentar que nos ayude a ser mejores personas.